Novas

Atención, ábrese nunha nova fiestra. PDFImprimirCorreo-e

pérgola de recordo: 26 de outubro de 2012

DEPORTE Y VIOLENCIA DE GÉNERO

Comunicado lido por Antón Bruquetas. Periodista Deportivo. No acto de repulsa en contra da violencia de xénero

Uno de los grandes pasos para la erradicación de la violencia de género es, sin duda, el reconocimento íntegro y verdadero de que los hombres y mujeres, en nuestras diferencias, somos seres iguales. Todavía hoy, ya adentrados en el siglo XXI, las sociedades más avanzadas aún no han logrado que esta aparentemente sencilla premisa sea un motor de su día a día. En este sentido, el deporte actúa, y debería hacerlo incluso más, como un factor dinamizador para conseguir ese objetivo.

La práctica deportiva ayuda a transmitir valores como el compañerismo, la solidaridad y la superación personal. El deporte no distingue el género, aprecia las metas que se fijan los deportistas y la forma en la que se esfuerzan para alcanzarlas. El arrojo de la alpinista Edurne Pasaban, que tocó todos los techos del planeta; la destreza de las regatistas gallegas medalla de oro en Londres Tamara Echegoyen y Sofía Toro; o la potencia de Mireia Belmonte deslizándose dentro del agua son objeto de admiración universal.

También lo es la surfista hawaiana Bethany Hamilton, a quien un tiburón le arrancó el brazo cuando era una adolescente y que lejos de acobardarse continuó luchando para ser profesional. Ahora no hay playa que no le rinda tributo cuando se adentra en el mar. Pienso que ocurriría exactamente lo mismo si hubiese sido un hombre el que protagonizase esta hazaña. Y esa es la mejor noticia posible.

Asimismo, el deporte ofrece historias que pueden ayudar a quienes han sido víctimas de la violencia de género y afortunadamente pueden escuchar estas palabras. Ejemplos de superación que, aunque muy distintos a los de esta horrible lacra, también hablan sobre una nueva oportunidad. En julio de este año la piloto de Fórmula 1 María de Villota sufrió un terrible accidente en un aeródromo británico mientras su equipo realizaba unas pruebas con el fin de mejorar el coche. Después de haber permanecido en estado grave durante unos meses y de haber perdido el ojo derecho, al salir del hospital a principios de octubre, la deportista dejó impresionados a los periodistas que cubrían su rueda de prensa cuando declaró :Aunque parezca mentira, me doy cuenta de que veo más que antes. Estaba centrada en ser piloto y no era capaz de ver mas allá, pero después de esto sé que lo más importante es vivir.

 

Atención, ábrese nunha nova fiestra. PDFImprimirCorreo-e

Vítimas mortais por violencia de xénero

Ver PDF

Atención, ábrese nunha nova fiestra. PDFImprimirCorreo-e

AS MULLERES SON PERSOAS

AS MULLERES SON PERSOAS

GUILLERMO LLORCA FREIRE

 

¡AS MULLERES SOMOS PERSOAS¡  Que frase de tan evidente significado é a que leva inscrita en letras de bronce esa muller sufraxista, que forma parte dun conxunto escultórico conmemorativo da loita polo sufraxio  feminino na capital de Canadá.

Neste día reivindicativo contra a violencia de xénero, e xa que estamos próximos a un novo proceso electoral,  quero dar  a coñecer esta imaxe porque representa a unha muller portando esa cartela cunhas simples letras, pero canto ten custado, aínda hoxe, enchelas de auténtico contido. Sirvan de exemplo estas apertadas liñas sobre a historia da emancipación das mulleres  e a épica loita das sufraxistas  para conseguir a igualdade dos dereitos civís e políticos: o dereito ao voto, o dereito a ser elixidas como representantes no parlamento, o dereito a posuír bens e negocios, a herdar e facer testamento ou a solicitar e obter o divorcio.

Por citar só ás pioneiras desa rebeldía feminina: a francesa  Olimpia de Gouges, a primeira redactora, en 1791, duns  Dereitos da Muller e da Cidadá,  cando os revolucionarios franceses esqueceran incorporalos a súa Declaración Universal dos Dereitos do Home e do Cidadán, de 1789, e que morreu guillotinada por enfrontarse ao terror de Robespierre, tendo que  agardar máis de cento cincuenta anos para que o seu sacrificio pola igualdade foxe recoñecido no seu país co dereito ao voto feminino en 1945.

As activistas estadounidenses Elizabeth Cady e Lucrecia Mott, que en 1848 publicaban un manifesto reclamando a igualdade entre homes e mulleres, e demandan a participación política, aínda que  o dereito ao sufraxio, do que nace o nome de sufraxistas, non será legal nos EEUU ata 1919.

As loitadoras británicas  Emmeline Pankhurst e Emily Davison.  A primeira, traballou arreo ao longo de corenta anos polo dereito das mulleres ao voto. Foi fundadora, en 1889, da Liga para o Sufraxio das Mulleres. Estivo  encarcerada en numerosas ocasións e protagonizou varias  folgas de fame  ata ser alimentada á forza para volver á cadea cando as autoridades comprobaban que xa se restablecera da súa saúde. Morreu en 1928, cando o Reino Unido recoñece o pleno dereito ao sufraxio. A segunda, Emily Davison, que en 1913 para chamar a atención dos británicos se votou aos pés do cabalo do rei, durante a celebración dun derby no hipódromo de Epsom, morrendo das feridas despois de ser atropelada.

A pesar da Declaración Universal dos Dereitos Humanos, proclamada polas Nacións Unidas en 1948, que recoñecía a igualdade de dereitos entre homes e mulleres; da Convención da ONU para a eliminación de todas as formas de discriminación contra as mulleres, ratificada en 1993 por 138 países; a loita das sufraxistas aínda está presente nos nosos días, pois o dereito elemental ao sufraxio aínda está vetado para a metade da poboación en moitos países,  constituíndo un capítulo máis da opresión sobre as mulleres.

¿Cantas vítimas desa opresión haberá  aínda que soportar no mundo  ata lograr que a muller sexa considerada plena e simplemente como unha persoa ?

 

Monumento ás mulleres sufraxistas en Ottawa (Canadá).

Atención, ábrese nunha nova fiestra. PDFImprimirCorreo-e

Manifiesto

En este momento actual la sociedad se encuentra inmersa en un proceso de cambio complicado en el que las familias con personas con discapacidad, ya sea física o psíquica, pasan por momentos de tensión. Cuando esta tensión se convierte en violencia hacia una mujer con discapacidad la situación se agra  ba.

Ellas dependen en muchos momentos de su marido para realizar actividades de la vida diaria, sin las cuales esas mujeres no tendrían sus necesidades básicas cubiertas. Cuando el levantarte de la cama precisa que tu compañero te ayude o bien te levante y éste no lo hace, y no solo que no lo haga, sino que te hace sentir como un mueble, culpable de una situación que no depende de ti y te impide acceder a otras actividades como pasear, ir con tus hijos a la escuela, quedar con tus amigas…eso significa una agresión muy dura. Si además de estos crueles actos se une a una agresión física la mujer con discapacidad queda inmersa en un aislamiento físico, psíquico y social.

Y no solo las mujeres, sino cuando una hija tiene una discapacidad y su padre no la trata con respeto y cariño, sino que la maltrata, ya sea de palabra o con hechos está truncando la vida de un futura mujer.

Especialmente en estas situaciones en las que las mujeres necesitan de un mayor apoyo es donde los servicios sociales de cualquier índole, ya sean del concello, de una asociación específica o un centro de atención especializada e incluso la policía local debemos estar alerta y luchar con uñas y dientes por ellas; hacer que sus voces silenciosas se oigan y puedan salir de esa oscuridad  y aislamiento.

Es por eso que desde al CAMF (Centro de atención a personas con discapacidad física) queremos decir basta ya, basta de que me aisles, de que me grites, de que me impidas vivir mi vida porque si elijo que estés en ella es para que me quieras, porque YO si que me quiero.

Atención, ábrese nunha nova fiestra. PDFImprimirCorreo-e

Liñas de axuda para mulleres emprendedoras e empresarias

 

 

AXUDAS PAGAMENTO ÚNICO: Axudas para mulleres vítimas de violencia de xénero con especiais dificultades para obter un emprego Resolución do 21 de maio de 2.012, da Secretaria Xeral de Igualdade, pola que se convocan para o ano 2.012, as axudas establecidas no artigo 27 da Lei orgánica 1/2004, do 28 de decembro, de medidas de protección integral contra a violencia de xénero.

 

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL


2011 © Concello de Ferrol - Centro de Información á Muller