"El puerto ideal de la Ilustración"

Candidatura de Ferrol a Patrimonio Mundial

Castillo de San Felipe

Defensas Costeras

Exposición

"O PORTO IDEAL DA ILUSTRACIÓN"

Desde tu punto de vista

Comparte tus fotos
-->

Candidatura de Ferrol a Patrimonio Mundial

Antecedentes

La Real Academia de Bellas Artes "Nuestra Señora del Rosario" presenta al Concello el 24 de febrero de 2001 una iniciativa para proponer a la Xunta de Galicia la inclusión del "Arsenal y Castillos de la Ria de Ferrol" en la Lista Indicativa Española para la Declaración de Patrimonio Mundial por la UNESCO.

En la reunión del Consejo Nacional del Patrimonio Español celebrado el 30 de junio de 2006 en Pamplona se aprobó la inclusión de “Ferrol de la Ilustración” en la Lista indicativa Española para la Declaración de Patrimonio Mundial.

El Ministerio de Cultura elevó esta propuesta a UNESCO, que incluyó “Ferrol de la Ilustración” en la Lista Indicativa del Patrimonio Mundial el 27 de abril de 2007.

“FERROL DE LA ILUSTRACIÓN”

El “Ferrol de la Ilustración” es un conjunto patrimonial histórico, es decir, una agrupación de bienes culturales que comparten unidad en el espacio, tiempo de construcción y formas estéticas.

La unidad en el espacio se corresponde con el concepto de puerto de mar, por el valor instrumental tanto de la Ría de Ferrol como de su entorno cercano y del sistema portuario al que pertenece.

El patrimonio inmueble conservado se clasifica en subconjuntos funcionales que agrupan las diferentes construcciones:

  • - Puerto Natural: el enclave geoestratégico de la Ría y sus accesos
  • - Arsenal Militar
  • - Arsenal Civil (A Cabana)
  • - Defensas Costeras
  • - Ciudad-Plaza

Este patrimonio incluye también bienes muebles (documentos, bibliografía, objetos artísticos, pertrechos, armas…) que actúan como complemento de los bienes inmuebles, así como un importante patrimonio inmaterial.

La unidad en el tiempo se concreta en un proceso de diseño y ejecución material de las obras relativamente corto. Teniendo en cuenta su antigüedad y su evolución tipológica se muestra precisamente como un producto genuino y representativo de La Ilustración, siendo una creación totalmente nueva, crisol de las experiencias de Europa y América. El conjunto patrimonial de Ferrol se realizó entre 1730 y 1780, aunque algunas obras se prolongaron hasta mediados del siglo XIX.

La unidad de las formas estéticas, incluyendo todos los valores funcionales, científicos y tecnológicos, se aprecia en las formas de las construcciones y en la ordenación de los espacios, que son el producto lógico del academicismo, fundamentados en modelos clasicistas.

Valor excepcional-universal del Conjunto

El Conjunto de bienes culturales que conforman la Candidatura de Ferrol de la Ilustración a Patrimonio Mundial debe justificar el valor excepcional-universal del mismo y cumplir los cuatro criterios de la UNESCO.

Criterio I: Es obra maestra del genio creador humano en la época de su construcción: obsesión por el orden académico para obtener la máxima utilidad ejecutada de forma científica.

Criterio II: Da fe del intercambio de influencias: en el ámbito de las ingenierías y la arquitectura, no solo con el resto de España, sino con los países más avanzados de Europa y las experiencias en las colonias, durante todo el siglo XVIII y XIX.

Criterio III: Es testimonio único por el grado de perfección alcanzado en su realización del puerto ideal ilustrado, dada su construcción sin condicionantes previos: traza geométrica y obra hidráulica.

Criterio IV: Es ejemplo eminentemente representativo de las ingenierías y arquitecturas del siglo XVIII en su más perfecta expresión del academicismo por la aplicación matemática en todas las tecnologías de su época.

Además, el conjunto presenta una buena conservación que se aprecia en los siguientes conceptos:

  • - Autenticidad en su forma (el diseño y los materiales), funciones y hasta las tradiciones.
  • - Integridad, tanto en el conjunto de los bienes como en la mayoría de las construcciones, con un alto porcentaje original conservado.

Ambos conceptos se pueden corroborar con la enorme cantidad de documentación histórica de su diseño y construcción que se conserva.