Hubo varios intentos de conseguir una biblioteca pública para la cidade. El primeiro fue en el siglo XIX, en el año 1877; el segundo en 1918 cuando el Ayuntamiento le cedió al Centro Obrero de Cultura lo que quedaba de su Biblioteca Municipal. Finalmente, fue en el día 24 de abril de 1942 cuando se creó,  por una Orden del Ministerio de Educación Nacional, la actual Biblioteca Municipal.

Es, por lo tanto, una biblioteca de titularidad municipal que cuenta ya con 70 anos de historia y que, con la mejora de sus servicios, intenta adaptarse a las nuvas necesidades y expectativas que detecta en sus usuarios, deseando ser un soporte informativo básico para su comunidad.

Sus fondos bibliográficos iniciales fueron precisamente los fondos bibliográficos de los que disponía la Biblioteca del Centro Obrero de Cultura, que había sido cerrado en el año 1936 con el inicio del Movimiento. Estas obras aún se conservan en la actual Biblioteca, en la sección de fondo antiguo.

Desde su creación tuvo diversas localizaciones: en la calle Magdalena nº 188 (1943-1953), en la 2ª planta del Palacio Municipal (1953-1990) y por último, en el antiguo edificio del Banco de España, en el que se encuentra en la actualidad. Hasta los años 2001-2006 no se realizan en él las obras de reforma adecuadas para el alojamiento de una biblioteca moderna.

En el año 1989 se dota de un reglamento interno, aprobado en sesión plenaria de fecha 31 de agosto, así como de su primera bibliotecaria profesional.

Más tarde, en los años 1987 y 1995 respectivamente, se crearon las dos  bibliotecas sucursales: la Biblioteca Municipal de Caranza y la Biblioteca Municipal del Inferniño.

Destacados